Skip to content

Paris: Uno de los atacantes de ‘Charlie Hebdo’ dejo su carné en el carro

January 8, 2015

2504854-said-kouachi-cherif-kouachi-et-hamyd-mourad-a-reims-un-suspect-s-est-rendu

Al menos dos de los asaltantes huyeron a bordo de un pequeño Citroën de color negro en el que habían llegado. Fue abandonado poco después a escasa distancia, tras haber chocado con un vehículo. Durante la fuga, los atacantes olvidaron un carné en el interior de un Citroën, que ayudó a la policía posteriormente a trabajar en sus identidades. Los terroristas reanudaron la huida tras el accidente en otro coche que robaron.

En su huida, y de nuevo al grito de “Alahu akbar”, los terroristas dispararon y remataron en el suelo a un policía que había acudido al lugar. Su vehículo recibió 15 impactos de bala en el cristal delantero. Un segundo agente, el encargado de proteger al director de Charlie Hebdo, había sido igualmente asesinado poco antes en la segunda planta del edificio.

Las fuerzas de seguridad francesas ya tienen identificados a los tres terroristas que abrieron fuego en la sede del semanario Charlie Hebdo y asesinaron a 12 personas, según reveló una fuente al portal 20Minutes. Dos de los atacantes pertenecen a una misma familia y tienen 32 y 34 años; uno de ellos estaba señalado como miembro de una red de reclutamiento iraquí que actuaba en el barrio 19 de París. El tercero es un joven de 18 años que sería de la ciudad de Reims.

Los hermanos identificados como parte de los tres agresores nacieron en París: Saïd Kouachi es el mayor y vino al mundo el 7 de septiembre de 1980; Chéririf Kouachi, el menor, el 29 de noviembre de 1982. El tercero, el más joven de los atacantes, sería Hamyd Mourad, que nació el 8 de julio de 1996.

Las investigaciones son llevadas a cabo por tres servicios de seguridad: la sección antiterrorista de la Brigada Criminal, la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI) y la Subdirección Antiterrorista de la Dirección Central de la Policía Judicial. La Policía francesa montó un megaoperativo de cerca de 3.000 efectivos para buscarlos. El ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, aseguró que todas las fuerzas del orden fueron movilizadas.

0012055179

Los atacantes, vestidos de negro y enmascarados, penetraron en la sede de la revista, situada en el bulevar Richard Lenoir, en el distrito 11 de la capital francesa, poco después de las 11 de la mañana. Una hora antes, había comenzado en la segunda planta la habitual reunión semanal del equipo directivo, lo que indica que, muy probablemente, los terroristas tenían información de las actividades de la revista. Los atacantes, con fusiles Kaláshnikov, recorrieron las dependencias durante 10 minutos mientras disparaban a redactores y empleados a muy escasa distancia, según fuentes policiales. La mayoría de víctimas estaban en la sala de reuniones. El fiscal de París, François Molins, señaló a última hora de la tarde que fueron al menos dos los terroristas que penetraron en el edificio. El ministro del Interior, Bernard Cazenueve, dijo que en el atentado participaron tres personas. Molins indicó que los asaltantes dispararon varias ráfagas contra sus víctimas mientras gritaban “Alahu akbar” (“Alá es grande”) y decían que era “una venganza” en nombre de Mahoma.

Los terroristas realizaron una treintena en disparos. Decenas de empleados se refugiaron en la terraza del edificio, mientras escuchaban aterrorizados las detonaciones. En la revista se encontraban unos 60 dibujantes, periodistas y empleados. Además del director, entre las víctimas mortales se encuentran otros tres destacados dibujantes: Bernard Verlhac, conocido como Tignous, de 57 años; Jean Cabut, que firmaba como Cabu, de 76, y Georges Wolinski, de 80 años. También falleció asesinado Bernard Maris, prestigioso economista, periodista y habitual colaborador de la publicación.

Miles de personas salieron a las calles de una decena de localidades para protestar contra el atentado. También el expresidente Nicolas Sarkozy pidió “un frente unido contra la barbarie” ante este ataque “al corazón de Francia”. Marine Le Pen, la líder del ultraderechista e islamófobo Frente Nacional, optó por definir lo ocurrido “por su nombre”: “Un atentado terrorista cometido en nombre del islamismo radical”. Un producto, añadió Le Pen, de “una guerra no declarada” que enfrenta a los franceses con “una ideología mortífera”.

Las principales organizaciones musulmanas de Francia, donde más de cinco millones de personas practican esa religión, condenaron con firmeza el atentado. “Es un acto bárbaro de extrema gravedad y un ataque contra la democracia y la libertad de prensa”, señaló el Consejo Francés de Culto Musulmán.

Antoine Basbous, director del Observatorio de los Países Árabes, con sede en París, dijo por teléfono que el atentado, “una carnicería”, es “un ataque contra los valores de Occidente”. Para Basbous, Francia, como otras naciones occidentales, debe tomar conciencia de que se asiste a “una guerra en varios territorios, incluido el francés”.

 

From → Cuba, Politics

Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: