Skip to content

October 2, 2014

Colonel-Ann-WrightLa ex Coronel, Ann Wright, quien sirvió 29 años en el ejército de los Estados Unidos y en la Reserva envió una carta al presidente Barack Obama en la cual pide la liberación de los antiterroristas cubanos presos en ese país.

Ann Wright también fue diplomática del Departamento de Estado por 16 años, sirviendo en las embajadas estadounidenses de Afganistán, Sierra Leona, Micronesia, Mongolia, Kirguistán, Granada y Nicaragua. Renunció en 2003 en protesta por la invasión de norteamericana a Iraq. Es co-autora del libro “Disidente: Voces de Conciencia” publicado en el 2009.

A continuación les ofrecemos el texto íntegro de la carta:

 

Presidente Barack Obama

The White House

1600 Pennsylvania Avenue NW

Washington, DC 20500

Estimado Presidente Obama,

Soy una veterana que sirvió en el Ejército de Estados Unidos por 29 años y me retiré cuando era Coronel. Fui además diplomática de este país por 16 años y renuncié en marzo de 2003 en oposición a la decisión de la administración Bush de invadir y ocupar Irak. Desde mi renuncia hace once años, he hablado y escrito con frecuencia acerca de mi profunda preocupación sobre las políticas y las decisiones tomadas por el gobierno de Estados Unidos.

Le escribo con preocupación sobre el caso de los Cinco Cubanos. Supongo que Ud. ha sido informado sobre la historia de la decisión de la administración Clinton de procesar a los Cinco ciudadanos cubanos que residían en los Estados Unidos para monitorear sin armas y de forma no violenta las organizaciones terroristas con sede en Miami para evitar más ataques contra el pueblo de Cuba que ha sufrido más de 3.478 muertos y 2.099 heridos por actos terroristas de criminales en Estados Unidos.

Me gustaría señalar que en el 2005, el Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre Detenciones Arbitrarias, concluyó que, basado en los hechos y las circunstancias en que se celebró el juicio, la naturaleza de los cargos y la severidad de las condenas, el encarcelamiento de los Cinco Cubanos violó el artículo 14 de la Convención Internacional sobre Libertades Políticas y Civiles, del cual Estados Unidos es signatario. Esta fue la primera vez que el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria denunció la condena de un caso en Estados Unidos debido a las violaciones cometidas durante el proceso legal.

Un panel de tres jueces de una Corte de Apelaciones revocó las condenas de los Cinco Cubanos. Creo firmemente que debido a la intensa presión política de la poderosa comunidad cubana en Miami, la Corte de Apelación en pleno reinstauró las condenas.

Diez de sus homólogos laureados con el Nobel y otras personalidades internacionales, entre ellos el Presidente de Timor Leste José Ramos Horta, Adolfo Pérez Esquivel, Rigoberta Menchú, José Saramago, Wole Soyinka, Zhores Alferov, Nadine Gordimer, Gunter Grass, Dario Fo, Mairead Maguire, Mary Robinson, ex Presidenta de Irlanda (1992-1997) y el ex Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (1997-2002) y ex Director General de la UNESCO Federico Mayor, entre otros, firmaron los escritos Amicus ante la Corte Suprema de Estados Unidos pidiendo una revisión de la decisión de la Corte de Apelaciones.

A ellos se sumaron cientos de parlamentarios de todo el mundo, incluyendo el Senado de México, la Asamblea Nacional de Panamá, 75 miembros del Parlamento Europeo, incluyendo dos ex Presidentes y tres Vicepresidentes actuales, elevaron peticiones pidiendo que la Corte Suprema revise el caso.

Numerosas Asociaciones de Leyes y de Derechos Humanos en Europa, Asia y América Latina, así como personalidades internacionales y organizaciones legales y académicas en los Estados Unidos firmaron estos documentos.

Como usted probablemente sabe, la administración Bush pagó a periodistas para escribir historias negativas sobre los Cinco Cubanos durante el juicio celebrado en Miami, Florida, poniendo en peligro la imparcialidad del debido proceso y la apelación.

A pesar de los llamamientos de la comunidad internacional y las Naciones Unidas, la Corte Suprema se negó a escuchar el caso de los Cinco Cubanos.

Yo, como muchos otros que han servido al gobierno de Estados Unidos, estoy profundamente preocupada por la falta de imparcialidad de la aplicación de la ley estadounidense y el sistema judicial para los Cinco Cubanos. Ramsey Clark, ex Fiscal General, Larry Wilkerson, ex Coronel del Ejército de Estados Unidos y ex jefe de gabinete del ex Secretario de Estado Colin Powell; y Wayne Smith, ex Jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos en la Habana han expresado públicamente sus preocupaciones, más recientemente frente a una audiencia internacional en el evento “5 Días por los 5 Cubanos” en Washington, DC en junio de 2014.

Me siento orgullosa de unir mi voz como Coronel retirada de la reserva del Ejército de Estados Unidos y ex Diplomática de Estados Unidos a las declaraciones hechas por ellos sobre sus preocupaciones por el proceso judicial y el sistema penal Americano con respecto a los Cinco Cubanos.

Dos de ellos, René González y Fernando González Llort, finalmente han sido liberados tras cumplir sus condenas. Tres de los Cinco Cubanos, Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero, aún permanecen en Estados Unidos después de más de una década de encarcelamiento en prisiones de máxima seguridad.

Conocí a las familias de los Cinco Cubanos en 2006 en la Habana, Cuba. Yo había viajado allí como miembro de una delegación de Derechos Humanos que llegaron hasta la entrada de la base militar en Guantánamo para protestar por las torturas y condiciones inhumanas de los prisioneros que habían sido secuestrados, torturados y encarcelados tras los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001.

Como defensora de los Derechos Humanos fue difícil escuchar las historias de los familiares de los Cinco sobre los desafíos que deben enfrentar para poder visitar a sus familiares en las cárceles de nuestro país a causa de las medidas burocráticas del gobierno de EEUU que les hacen muy difíciles las visitas.

En el momento de nuestro viaje a Cuba en el 2006, los Cinco cubanos habían estado en las cárceles de Estados Unidos por ocho años. Durante esos años el sistema judicial de Estados Unidos fue profundamente influenciado por los sucesos del 9/11 y la posterior reducción de derechos civiles y políticos para los ciudadanos estadounidenses y la limitación extraordinaria y violación de los derechos legales para los que no son ciudadanos de los Estados Unidos.

Espero que su administración, ahora que le quedan solamente dos años de mandato como Presidente, estará dispuesta a desafiar la influencia que tiene el ala derecha del lobby cubano en Miami en la política estadounidense para en última instancia, corregir las injusticias que han sufrido los Cinco Cubanos concediendo un indulto presidencial a los restantes tres miembros de los Cinco que están en prisión.

Gracias,

Ann Wright

Ex Coronel de la Reserva del Ejército de EEUU y ex Diplomática de EE.UU.

 

Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: