Skip to content

Cuba: Persecución implacable

March 13, 2014

Por: Randy Alonso.

La mirada del alto mando imperial no está ahora mismo en Cuba. Demasiados problemas internos y no pocos rollos internacionales afronta la Casa Blanca. Pero ello no es óbice para que la maquinaria infernal desplegada contra Cuba siga su marcha inercial.

Para ello existe un abultado departamento en la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC por sus siglas en inglés), que controla toda transacción financiera o comercial con Cuba. Un tinglado mayor que el que persigue las finanzas de Al Qaeda por el mundo.

Un reciente comunicado de la Embajada Cubana en República Dominicana denuncia que se le ha cancelado la membresía a esa misión diplomática en el supermercado PriceSmart, como resultado de las leyes extraterritoriales del bloqueo.

Lo mismo había pasado a principios de marzo con la filial de esa cadena de supermercado en El Salvador, la cual prohibió el acceso a loas diplomáticos cubanos acreditados en el país centroamericano.

“PriceSmart El Salvador es subsidiaria de una compañía de Estados Unidos (…) siendo así, el gobierno de Estados Unidos prohíbe a nuestra casa matriz, y, por lo tanto, a nosotros en El Salvador, el realizar ventas o negocios con ciudadanos de Cuba…”, era la explicación que daba el gerente general de la cadena de mercados en una carta dirigida a la embajadora cubana.

La aplicación impune del bloqueo por PriceSmart en República Dominicana, se suma a otros hechos punitivos en territorio dominicano como la interrupción desde el 2011 del abastecimiento de combustible a las aeronaves de Cubana de Aviación por parte de la compañía Shell, en el Aeropuerto Internacional de las Américas; o la negativa más reciente de las sucursales del Scotiabank a brindarle servicios financieros a funcionarios de la embajada cubana e, incluso, a cubanos residentes legales en República Dominicana.

Como señala el texto de la legación cubana: “Estados Unidos impone sus criminales disposiciones a las relaciones económicas, comerciales y financieras de Cuba con los demás países y pone en evidencia que ese flagelo no es un tema bilateral”

El acoso de la OFAC a los bancos e instituciones financieras, es lo que ha provocado también el cierre en dos ocasiones de los servicios consulares cubanos en Washington, ante la falta de un banco con sede en Estados Unidos que asuma las cuentas bancarias de la Sección de Intereses de Cuba y la Misión Permanente de nuestro país ante las Naciones Unidas.

Y no le faltan sus razones a los huidizos bancos. El pasado 7 de marzo, The Wall Street Journal, en su edición digital, informaba que “los bancos franceses Societe Generale y Credit Agricole están siendo investigados en Estados Unidos por un posible delito de blanqueo de capitales e infracciones relacionadas con el embargo a Cuba y otros países como Irán y Sudán”

Las dos entidades financieras francesas están bajo el escrutinio del Tesorero, el Departamento de Justicia, la Oficina del Fiscal Federal de Manhattan y el Departamento de Servicios Financieros del estado de Nueva York, detalló el diario norteamericano.

En los últimos años, varios bancos europeos como el Barclays, Credit Suisse o Standard Chartered han pagado millonarias multas al Tesorero Norteamericano por ser inculpados de violar el feroz bloqueo contra Cuba.

El arte y las ciencias también aducen los efectos de la obsesiva política. Medios internacionales hacían zafra en estos días con el litigio entre la conocida actriz norteamericana Sharon Stone y el productor cinematográfico Bob Yari, debido a que la Stone no pudo interpretar el papel de la esposa de Ernest Hemingway en una película sobre el afamado escritor, por negarse al pedido de Yari de distorsionar documentos para conseguir que el gobierno de EE.UU autorizara su viaje a nuestro país bajo fines educativos, ante los enormes obstáculos que enfrentan en su país las compañías cinematográficas norteamericanas para poder filmar en Cuba.

Mientras, científicos de varias universidades de Florida se quejaban hace unos días de cómo el bloqueo entorpece las investigaciones marinas, al impedirles viajar a la nación caribeña a investigar y reforzar los vínculos con los académicos cubanos en temas como la preservación de los arrecifes corales o el estudio del ecosistema del Golfo de México.

“Es una lástima que tengamos las manos tan atadas”, expresó el investigador Dan Whittle, del Fondo de Defensa del Medio Ambiente, al informar sobre un trabajo de su institución acerca de los ecosistemas marinos y costeros de Cuba.

A la vuelta de cinco décadas, la irracionalidad y el absurdo histórico siguen predominando en la política estadounidense hacia Cuba, pese a que casi el 60 por ciento de los ciudadanos de ese país desean la normalización de las relaciones entre las dos naciones, según reflejó un reciente sondeo del reconocido Atlantic Council.

Por más que empresarios legisladores, políticos y personalidades norteamericanas y 188 países en Naciones Unidas han abogado por el levantamiento del cerco hostil de Washington contra La Habana, la persecución implacable continúa..

From → Cuba, EEUU, Miami, Politics

One Comment
  1. Reblogged this on la koladita.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: