Skip to content

Ileana: Sus improperios a Fanjul

February 5, 2014

Por: Nicanor León Cotayo

Más histérica que habitualmente, la congresista norteamericana Ileana Ros-Lehtinen lanzó otra de sus grotescas andanadas contra Cuba.

Reafirmó su probada esquizofrenia política al dirigirse en términos muy fuertes  a un poderoso magnate azucarero procedente de la isla y hace mucho establecido en Estados Unidos, Alfonso Fanjul.
¿Motivo de tal conmoción nerviosa? Según el Nuevo Herald de este martes, que Fanjul “estaría considerando” invertir en Cuba.
Según la legisladora, cuando en esa nación “activistas por la democracia” encaran represalias más violentas por parte del brutal régimen cubano.
Vale recordar que esa campaña fue montada por Washington para estropear la reciente muy exitosa Segunda Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).
Agrega que este multimillonario empresario cubanoamericano se siente inspirado a pisotear las espaldas de los activistas dando a los “bandoleros comunistas” más dinero para reprimir.
Ros-Lehtinen continúa: la única cosa que se interpone en el camino de Alfy (Fanjul) para hacer negocios mezquinos con el Diablo “es la ley estadounidense”.
¿Qué ley? La del bloqueo desaprobado desde 1992 con voto ascendente, por la casi totalidad, entre otros muchos, de la Asamblea General de la ONU y hace apenas una semana, por 29 jefes de Estado, más cancilleres y otros altos funcionarios de la CELAC.
Unos 700 periodistas de numerosos países cubrieron esa actividad y el balance que arrojaron está muy lejos de la imagen vendida por Ileana e, incluso, hasta Ban Ki-moon valoró de “histórico” lo sucedido.
Más adelante, la republicana Lehtinen señaló: “Mientras Alfy amasaba sus futuras ganancias con el Ministro de Relaciones Exteriores de Castro, el mes pasado “había más de un millar de arrestos políticos”.
¿De qué se trata Alfy? Es sobre la gente que anhela libertad y no “sobre un magnate que se forra los bolsillos a expensas de ellos”.
Pero sobresale el escandaloso coro de voces que desde Miami ha despotricado contra la Segunda Cumbre de la CELAC, en La Habana, porque el 99 por ciento de sus mandatarios ni siquiera guiñó un ojo a los “disidentes” locales.
Y, mientras Ileana Ros-Lehtinen gruñe sus nuevas frustraciones, adelanto de las que vienen, The Washington Post divulgó un interesante artículo que gira sobre el tema Fanjul.
Empieza diciendo que a sus 76 años comienza a valorar a Cuba como un lugar donde él y otros hombres de negocios de Estados Unidos “podrían expandir sus negocios”.
La publicación añade que “en silencio, sin fanfarria”, el magnate ha comenzado a visitar la isla y tener intercambios con funcionarios cubanos.
“Tenemos la esperanza de que un día Estados Unidos y Cuba encuentren la forma de que toda la comunidad cubana pueda vivir y trabajar junta”.
The Washington Post dijo al respecto que esto acontece mientras hay signos de que una parte importante de los jóvenes cubanoamericanos, particularmente los nacidos allá, “se alejan de las visiones de línea dura de sus padres y abuelos.
Además puntualizó que gestos de figuras como Fanjul mostrarían  una evolución en esa dirección, también, entre exiliados “más atrincherados”.
Es de suponer que la congresista Ileana Ros-Lehtinen no solo lea El Nuevo Herald y le  dedique tiempo a The Washington Post, donde podrá ampliar sus criterios respecto a quien ella denomina Alfy.

From → Cuba, EEUU, Miami, Politics

Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: