Skip to content

El simbolismo de “la ayuda a los disidentes cubanos”

February 5, 2014

Por: Luis Miguel Rosales.

En los años 80 uno de los principales “disidentes” cubanos de ese momento, ya “exiliado”, decía que la disidencia era un negocio. Bueno, los años han pasado y esa frase se ha mantenido incólume, pero el negocio se ha hecho más lucrativo, en especial para quienes en Miami “manichean” los millones que el gobierno norteamericano destina a través de la USAID, la NED y el Departamento de Estado para tratar de derrocar a la Revolución cubana.

Ahora llega a mis manos un artículo del periodista norteamericano Tracey Eaton, titulado “Ayuda a la democracia: dos enfoques radicalmente diferentes”, donde hace referencia al destino de los fondos recibidos por dos organizaciones promotoras de la contrarrevolución cubana, el Grupo de Apoyo para la Democracia en Cuba (GAD) y la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FDHC), apéndice de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA).

En el caso de la primera en el año 2012 recibió 1 237 623 dólares, de los cuales gastó 1 084459 dólares; mientras que la segunda recibió en ese propio año 1 370 165 dólares, de los cuáles envió a Cuba 178 375 dólares para “impulsar la sociedad civil cubana”, es decir, promover la contrarrevolución interna.

El GAD, encabezado por el millonario Frank Hernández Trujillo, aparenta con su desglose presupuestal que está realmente ayudando a la contrarrevolución interna en Cuba, pero esconde que ese dinero supuestamente gastado en el país no ha logrado los resultados esperados y sí ha permitido crear una pequeña elite disidente, que vive sin trabajar del negocio de la disidencia. Ignoraremos por un momento el desglose que hace en su presentación  y nos centraremos en algunos de los que reciben ese dinero en Cuba, cómo lo reciben y para qué lo utilizan. Tres de sus principales receptores son las organizaciones  contrarrevolucionarias Fundación Latinoamericana de Mujeres Rurales (FLAMUR), Impacto Juvenil Republicano (IJR) y Partido Republicano de Cuba (PRC), todos con una escasa presencia dentro de la Isla.

Estas organizaciones reciben habitualmente maletines con alimentos, medicamentos y artículos de aseo comprados en Estados Unidos a precios irrisorios, recargas de los  celulares de sus principales cabecillas y dinero en efectivo para promover acciones contra el gobierno cubano. Muchos de los artículos enviados, sobretodo alimentos enlatados y medicinas,  cuando no terminan en la mesa de sus destinatarios, estos han preferido venderlas antes que dárselas a sus contados seguidores.

Muchos en Estados Unidos deben saber que con pomos de Tylenol o Peptobismol, así como con latas de carne o pescado, no derrocarán una Revolución que ya lleva más de 55 años en el poder y ha demostrado que la política gubernamental norteamericana hasta el momento ha fracasado. No obstante, sus acólitos dentro de Cuba esperan, como pichones con la boca abierta, unos recursos o más bien migajas que les posibiliten vivir sin trabajar.

Creo que quienes en el gobierno norteamericano están monitoreando en qué se utiliza el dinero del contribuyente en el caso cubano deberían preocuparse más por conocer en el terreno si realmente es verdad todo lo que el GAD ha dicho en su informe sobre qué hace con su financiamiento.

El caso de la FNCA es más lamentable. Esta es una organización conformada por multimillonarios cubanos radicados en Miami, enriquecidos gracias al negocio de la contrarrevolución. A pesar de ello, se siguen apoderando de la mayor parte del dinero destinado a sus seguidores en Cuba, como bien dejaron plasmado en su informe presupuestal. La mayor parte de este dinero se invierte en gastos de oficina, salarios de sus funcionarios, viajes, conferencias y gastos fuera de la Isla. A Cuba solamente llega una ínfima parte de ese presupuesto y es utilizado más para mantener el nivel de vida elevado de los principales cabecillas que reciben dinero de la FNCA. ¿Quiénes en Cuba se benefician con ese dinero y en qué lo utilizan?

Uno de los principales beneficiarios en Cuba de ese dinero ha  sido Berta Soler, cabecilla de las Damas de Blanco, quien lleva un nivel de vida muy por encima de la inmensa mayoría de la población cubana, consiguiendo comprar dos apartamentos en Alamar; llegó incluso a manejar la posibilidad de comprar una residencia en El Vedado por un monto de 260 mil dólares. La Soler se ha visto sumida en escándalos de corrupción dentro de su propio grupúsculo, pero generalmente ha sabido salir airosa, ya sea por la ayuda de sus tutores o aplicando su conocido carácter despótico y violento.

Otro receptor de fondos y recursos ha sido Guillermo Fariñas, recibido como un “héroe” por la FNCA cuando estuvo en Miami; dedicado en los últimos tiempos a orquestar shows en Santa Clara – su zona de operaciones, aunque a veces se ha trasladado a La Habana y Granma – y a realizar lo que en su entorno se conoce como “disidentur”, que no es más que realizar diversos viajes al extranjero con “fines políticos”,  fundamentalmente al país más rico del planeta y a la culta Europa.

Soler y Fariñas han realizado extensas giras por el exterior, en países tan diversos como España, República Checa, Eslovaquia, Francia y Estados Unidos, financiados por la propia FNCA para difundir sus acciones anticubanas y también para recibir asesoramiento y diseñar nuevas acciones dentro de Cuba, muchas de las cuáles han quedado en sus mentes calenturientas. Solo mencionar el fracaso de todas las acciones que coordinaron para frustrar la celebración de la II Cumbre de la CELAC en La Habana. Lo único que hicieron fue denunciar una inexistente represión dentro de Cuba. Una vez finalizada la Cumbre comenzaron de nuevo a viajar al exterior, en primer lugar la Soler, para rendir informes de sus actividades y recibir nuevas orientaciones y dinero.

Aquí también se incluye la ya arcaica y aislada dentro de la propia contrarrevolución Marta Beatriz Roque Cabello, rechazada por casi todos sus acólitos (recuerden la famosa huelga del aguacate), y su casi nula Red Cubana de Comunicadores Comunitarios (RCCC), encargada de desinformar al mundo sobre la realidad cubana. Incluso, ya ni las agencias de prensa extranjeras radicadas en Cuba, que antaño difundían cuanta acción ella convocada, hoy la ignoran olímpicamente, reconociendo que ya no es una fuente creíble, aunque nunca lo fue.

A todos estos mercenarios, a quienes se les suman otros “ilustres disidentes”  como René Gómez Manzano, José Daniel Ferrer y Elizardo Sánchez Santa Cruz, se han visto también beneficiados con las migajas que se envían de EEUU, cuentan con celulares y otros medios de comunicación pagados desde Miami  para  difundir noticias falsas sobre la realidad cubana, que han sido después amplificadas en el exterior por algunos medios de prensa, sin haber siquiera confirmado la veracidad de la información.

La FDHC, al igual que el GAD, ha enviado dinero y diversos artículos a miembros de FLAMUR en la Isla, organización con la cual las Damas de Blanco tienen fuertes desavenencias, debido, entre otras cuestiones, a problemas de imagen, financieros y de protagonismo.

Más del 85% del dinero destinado a promover la contrarrevolución cubana se queda en EE.UU., cimentando las ya colosales ganancias de esa elite contrarrevolucionaria. La otra parte pequeña parte que llega a Cuba,  es monopolizada por un “selecto” y muy reducido grupo de cabecillas contrarrevolucionarios internos, que la distribuyen de acuerdo a sus intereses, quedándose con la mayor parte de estos fondos, los cuales son invertidos con fines de lucro que nada tienen que ver con su muy promovida actividad contrarrevolucionaria. Un ejemplo de ellos es la bloguera Yoani Sánchez, sobre la cual sectores de la contrarrevolución han denunciado que ha comprado dos apartamentos, una casa y un auto con el dinero recibido para abrir su supuesto medio de prensa independiente, anunciado para ser creado en el 2013 y que ahora la bloguera dice que lanzará en este 2014. ¿Buscará más dinero?

Si a principios de los años 60 las entonces nacientes organizaciones contrarrevolucionarios radicadas en Miami lucraban con la colecta de fondos dentro de la comunidad de cubanos que residían en esa ciudad y con el dinero que la CIA y el gobierno norteamericano destinaba a realizar acciones terroristas, hoy en día estas organizaciones y  sus directivos, lucran con el dinero del contribuyente norteamericano, distribuido a través de la USAID  y sus contratistas, fundamentalmente.

El mensaje está bien claro, el gobierno norteamericano seguirá dilapidando el dinero del contribuyente en financiar una política errada y que ha demostrado ser un fracaso, aunque muchos “pillos” a ambos lados del Estrecho de La Florida se siguen empeñando en mantener, siempre teniendo presente el beneficio económico que a ellos les trae aparejado.

Pero dentro de todo esto hay algo realmente sospechoso. El GAD, según el propio sitio Cuba Money Project, recibió entre los años 1997 y el 2010 un total de 8 270 708 dólares y en el 2012 recibió de la USAID tres millones de dólares para invertirlos en acciones anticubanas entre septiembre del 2012 y septiembre del 2015. ¿La mayoría de ese dinero llegó a Cuba? ¿Lo que falta por gastar lo harán mayoritariamente en Cuba o seguirá el camino de las arcas de sus principales directivos en Miami? La lógica indica que muy poco cruzará el Estrecho de la Florida.

En el caso de la FDHC, según el sitio Web de la USAID, recibió en el 2011 3 400 000 dólares para promover la contrarrevolución cubana entre ese año y el 2014, pero antes había recibido de la USAID 6 309 574 dólares entre los años 2004 y 2011 ¿El resto del dinero tendrá como destino los bolsillos de los directivos de la FNCA y la FDHC? Estas preguntas también deben ser hechas por los propios contribuyentes norteamericanos, quienes deben exigir que el dinero de sus impuestos sea invertido en su propio bienestar.

No creo que sea un simbolismo esta ayuda a la contrarrevolución, más que eso es un colosal fraude, es una colosal estafa al contribuyente norteamericano y todavía aprueban para el año 2014 otros 15 millones de dólares. ¿Hasta dónde permitirán mantener esta política fracasada?

From → Cuba, EEUU, Miami, Politics

Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: