Skip to content

Lumumba fue ejemplo de lucha hasta la muerte, declara su hijo Ronald

February 4, 2014

Patrice Lumumba

Patrice Lumumba

El amor de Ronald Lumumba Okito por su padre, el líder congoleño Patricio Lumumba, asesinado por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en 1961, emula con su defensa, como hijo verdaderamente fiel, de las ideas independentistas, anticoloniales y unificadoras por las que murió el prócer.

Sin pose de teórico ni huellas de mimos paternos, el actual arquitecto y abogado (1958), quien visitó Cuba en enero, habló con Prensa Latina con la humildad y el desenfado del que sabe cuanto dice y no presume de ello. La unidad entre pueblos, la cooperación Sur-Sur, la integración, el trabajo emancipador del Movimiento de los Países No Alineados y el equivalente más actual de esos fueros, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), están entre sus temas afines.
El menor de los cuatro vástagos del primer Primer Ministro de la actual República Democrática del Congo(RDC) tras su independencia en 1960, parece haber sintetizado en esos y otros fines humanistas el pensamiento panafricanista paterno y su universalidad progresista. Desde esa óptica reconoce junto al legado de Lumumba el de otros grandes defensores de África, entre ellos Gamal Abdel Nasser y Kwame Nkrumah, quienes también buscaron el acercamiento entre países y regiones del tercer mundo.
“Lo que comenzaron ellos hace 50 años hay que fortalecerlo ahora, continuar el camino de relaciones hermanas que impulsa la Celac”, asegura Ronald, quien hizo coincidir su visita con la reciente cumbre de ese organismo en La Habana.
“Parte de esos conceptos integraron lo que ahora se conoce como cooperación Sur-Sur, que es básicamente política aunque debiera abarcar todos los sectores”, comenta el también presidente de laFundación Patricio Lumumba para la Democracia y el Desarrollo (Fpldd). Esas ideas las aplica también Ronald a su continente, que según él solo puede sobrevivir mediante la cohesión de sus Gobiernos y pueblos.
“El futuro de África es la unidad, depende de si podemos integrar los esfuerzos y unirnos. Unirse o morir es el dilema africano. Es por eso que también estudio el tema latinoamericano y caribeño”. “Somo más fuertes si estamos juntos y unidos y más si tomamos conciencia de lo mucho que podemos avanzar de ese modo. Esa es la única alternativa de los dirigentes africanos y la gente que tiene un poco de conciencia comprende eso”, manifiesta.
“Hay quienes no tienen interés de luchar por la unidad porque miran sus propios intereses, así es que hay que sumar a quienes tienen disposición para hacerlo. Nuestra vida y la de nuestros hijos depende de esto”, explica. El viaje de Ronald a La Habana para donar al museo local conocido como Casa de Áfricados obras de arte de alto valor cultural, tuvo también el propósito de estar cerca de la cumbre regional, algo que inició en Venezuela durante anteriores cónclaves regionales.
¿QUÉ RECUERDA ÁFRICA SOBRE LUMUMBA?
El menor de los Lumumba defiende la concertación entre pueblos, sea cual sea su nombre, con la misma intensidad que lamenta la ignorancia cerval heredada del dominio colonial, en particular en su país, la cual limita la comprensión de las ideas de su progenitor: “Mi padre fue declarado héroe nacional congoleño en 1966 por el propio dictador Joseph Désiré Mobutu, uno de los culpables de su muerte. Pero al mismo tiempo mandó a detener a los compañeros de lucha del exprimer ministro”. “El dictador tenía un discurso positivo sobre Lumumba para la prensa, pero en la práctica no buscaba el apoyo a sus ideas. La herencia histórica fue ocultada durante 40 años de dictaduras y es interpretada de distintas maneras por congoleños y africanos.
“Quienes gobernaron después el país, carecían del interés porque fueran difundidos los preceptos de soberanía nacional, anticolonialismo y panafricanismo propugnados por mi padre”, afirma Ronald. “Ellos no podían hablar mal de Lumumba, porque su personalidad y proyección progresista eran muy grandes, pero hicieron lo imposible por impedir la difusión de su pensamiento”, agrega. “Hay una diferencia, claro, entre la divulgación de sus ideas en nuestro país, donde fue el primer líder mártir, en comparación con los demás países africanos”. “Muchos sectores entre la población y los jóvenes congoleños solo piensan en cómo sobrevivir y hay muchas personas que incluso están contra Lumumba y existen hasta quienes lo culpan de los problemas con los colonialistas porque él empezó esas luchas.
“Recordar que tras la independencia de nuestro país hubo un momento en el cual, entre 15 millones de habitantes, había solo 10 graduados universitarios, entre quienes, por cierto, no figuraba Lumumba”. “Lumumba viajó mucho dentro de África y, sin embargo, no existe una ciudad principal, calle, plaza o lugar en todo el continente que lleve su nombre”. “La juventud congoleña acusa a los dirigentes que se benefician y favorecen de la independencia y de la revolución impulsada por las ideas de Lumumba y otros próceres nacionales y africanos, de los recursos controlados por el país a partir de esa soberanía”. “Pero nadie acusa a esos funcionarios de ocultar, de abstenerse de promocionar la historia de hombres como mi padre, por no tratar de que sea enseñado y se conozca su ideario”.
Y esas ideas eran la única riqueza que él tenía”. “Muchas personas que comprendieron las ideas deLumumba sobre la justicia social tienen una especie de nostalgia porque aún no es plena en el país, pero no tienen el modo de concretar esos empeños”.
CONFLICTO EN LA RDC LO RESUELVE SU PROPIO PUEBLO
Respecto al conflicto interno en su país, Ronald opina que deberá ser resuelto por los propios nacionales y cualquier solución proveniente de entes externos estará condicionada por determinados intereses: “La comunidad internacional resuelve solo este tipo de diferendo cuando media un interés. Así es que tiene que ser el país el que solucione el conflicto, depende de su pueblo”. “Si la comunidad internacional pudiera resolver realmente los conflictos que subsisten en el planeta, ya habría resuelto, por ejemplo, el problema de los israelíes contra los palestinos.
“El contencioso es esencialmente económico, pues tiene que ver con la riqueza de la RDC. Es sorprendente y sospechoso que ciertos países fronterizos con nuestro Estado exporten en la actualidad productos minerales de los que ellos carecen en su subsuelo”. “Hoy los congoleños tienen más desenvolvimiento, aunque la juventud aún se está recuperando de los 34 años de mala política económica, de cuando Mobuto estuvo en el poder”. “La preocupación de ese sector juvenil es si puede comer o si puede beber, pero falta en el país un planteamiento colectivo para resolver los problemas. Y los gobernantes son quienes tienen que pensar por eso”.
HÉROE PARA EL RESTO DEL MUNDO
Roland afirma que es bienvenido en todos los países “solo por ser hijo de Lumumba y puedo decir que en muchos de ellos la juventud lo conoce más que en la República Democrática del Congo“. “Mi padre fue una semilla y un ejemplo de luchar hasta la muerte. La mayoría de los gobiernos progresistas promueven hoy día su historia y pensamiento dentro de sus territorios”. “En muchas partes del mundo, hay quienes sienten respeto por la personalidad y las luchas de Lumumba, pero en la RDC la juventud carece realmente de una enseñanza política e histórica”. “Sin embargo, quienes tienen más conciencia política, sobre todo en otros países africanos, sí asumen sus enseñanzas”. “Recordar que tras la independencia de nuestro país hubo un momento en que, entre 15 millones de habitantes, había solo 10 graduados universitarios, entre quienes, por cierto, no figuraba Lumumba”.
JUNTO A COMBATIENTES DEL CHE EN CONGO
Durante su primera visita a la isla en 2011, Ronald se encontró junto a su madre, Pauline Lumumba Opongo Anosamba, con miembros del batallón cubano Patricio Lumumba que prestó ayuda internacionalista entre agosto de 1965 y enero de 1967 en el entonces Congo Brazzaville. “Cuando descubrí el alto nivel de la salud pública en este país, decidí traerla a ella, quien entonces se trataba en Europa, para que la atendieran aquí”, enfatiza. “Entonces visité el Parque de los Héroes Africanos en La Habana y me sentí sorprendido al ver allí los bustos de dos héroes de mi país, una de mi padre y otra se Laurent Desiré Kabila (padre del actual presidente Joseph Kabila). “Eso me ayudó mucho en mi comprensión de la realidad revolucionaria, como también el encuentro que tuve con combatientes cubanos que apoyaron la lucha en nuestro país del héroe Ernesto Che Guevara“. La Fpldd que dirige Ronald, fundada en 1994 y reactivada en 2000, promociona la herencia independentista y anticolonial de su progenitor y garantiza apoyo a la juventud africana para su desarrollo educacional, cultural y económico.
Patricio Lumumba fue asesinado el 17 de enero de 1961 mediante un complot organizado por la CIA con la complicidad del gobierno de la antigua metrópoli belga y del llamado “trío maldito”, formado por los políticos Moisés Tshombe, Joseph Kasabubu y Mobutu Sese Seko.

From → Africa, Cuba, Politics

Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: