Skip to content

Cuando de mafiosos se trata, nunca hay sorpresas

January 25, 2014

Siempre en escándalo.

Por Percy Francisco Alvarado Godoy

“Hay tres maneras de hacer las cosas: bien, mal y como yo las hago”.
Robert De Niro (“Casino”)
No por gusto he colocado al empezar esta nota sobre el mafioso senador Robert “Bob” Menéndez, envuelto en más de una oportunidad en escándalos y dotado de una gran capacidad para escabullirse de los atolladeros como uno de aquellos famosos gánsteres de la Cosa Nostra.
Nuevamente Menéndez está bajo la mirilla del ojo público cuando, según comentan algunos medios, una corte federal le investiga por haber ayudado a dos banqueros ecuatorianos, William y Roberto Isaías,  acusados de cometer un fraude millonario en Ecuador.
Los supuestos beneficiados por el amparo de Bob viven plácidamente en Coral Gables, Florida, donde “sobreviven” haciendo pingues negocios. Ambos hermanos defraudaron a cientos de sus conciudadanos por los años 90, al hacer colapsar a varios bancos de ese país, incluido el Filanbanco, operado por ellos. Como era de esperar, las protestas fueron inimaginables. Fueron los artífices de la crisis bancaria de Ecuador en 1999, tras robarse casi 700 millones de USD.
Lo sorprendente de este asunto es que, ignorando los requerimientos del Ecuador, estos estafadores viven plácidamente en EE UU. Tanto en el 2005, mediante notificación enviada al Departamento de Estado por la entonces embajadora ecuatoriana en USA, Kristie Kenney, se requería la aprehensión de ambos hermanos por escapar de la justicia de su país con cerca de 300 millones de USD; también en el 2010 el gobierno ecuatoriano solicitó a Interpol la detención de los mismos. En total, esta batalla lleva ya más de 13 años y los estafadores viven con total impunidad en EE UU.
Como era de esperarse, tanto William como Roberto, siguiendo los consejos de sus abogados, trataron de politizar el asunto y declararse como “perseguidos políticos”. En medio de esas argucias, aparece el vínculo con Bob Menéndez, de quien se dice usó sus influencias para que el funcionario Alejandro Mayorkas, del Departamento de Seguridad Nacional (NHS), les ayudara a no ser extraditados. Como una mano lava la otra, al parecer los hermanos Isaías ayudaron a Menéndez en su reelección en el año 2012.
Resulta pues que, según la cadena NBC, varios investigadores federales abrieron su respectiva pesquisa criminal contra el senador Bob Menéndez.  Según fuentes el mafioso anticubano envió cartas tanto al NHS como al Departamento de Estado en favor de los maleantes de cuello blanco.
El propio presidente Correa, directo y sin cortapisas – como nos tiene acostumbrados-, declaró al respecto hace poco: “Nos hubiera encantado que con la misma urgencia que se exige entregar al señor Snowden en caso de entrar a territorio ecuatoriano, se hubiese entregado a la justicia ecuatoriana a los delincuentes que se refugian en suelo estadounidense. Particularmente los banqueros corruptos”.
Hasta el momento se conoce que los hermanos Isaías cuentan con dos propiedades valuadas en alrededor de 260 millones de dólares en Cocoplum, en Coral Gables.
Como era de esperarse,  el mafioso senador Menéndez rechazó esta supuesta calumnia y trató de defenderse como gato boca arriba, tal como lo hizo algún tiempo cuando fue acusado el año pasado de aceptar viajes gratis a la República Dominicana, violando las normas establecidas. No obstante, tras mover sus influencias, logró salir airoso del escándalo destapado por el blog Dailey Caller, en el que lo involucraba con prostitutas menores de edad. El Comité de Ética del Senado le pasó la mano complacientemente en esa oportunidad.
Esta vez ni dio la cara, simplemente envió un comunicado en que se dice: “Nosotros, no tenemos conocimiento de ninguna investigación sobre las acciones del senador sobre este asunto, pero como hemos dicho siempre, damos la bienvenida a cualquier comentario, porque las acciones del senador han sido apropiadas y creemos que los hechos van a confirmar eso”.
En su defensa, usó, manipuladoramente, el caso de los hermanos Isaías para atacar al gobierno de Correa y usar las matrices de opinión tan manoseadas como el inexistente irrespeto del actual mandatario a la libertad de prensa.
Lo cierto es que los hermanos Isaías y otros familiares han sido fieles aportadores de 110, 000 USD para las campañas de Bob Menéndez (10,000 USD) y en contribuciones para el Partido Demócrata (100,000). Otro aspecto de interés es que, al menos dos veces, mantuvieron contactos entre ellos.
Como no tiene un pelo de tonto, Robert Menéndez se comprometió con Alicia Mucci, en la rotonda del Capitolio Federal en Washington DC. Era una manera de despojarse de las huellas de su affaire dominicano con unas prostitutas menores de edad. Hasta el momento todo quedó en mero compromiso, sin saberse cuándo se realizarán los esponsales. Bob supo vencer la andanada de reclamos en medio de su campaña por su reelección en el 2012, particularmente de la organización Ciudadanos por la Responsabilidad y la Ética en Washington (CREW), quienes  lo acusaron de andar de putas en República Dominicana, entre los años en el 2009 y 2010, nada menos que en la residencia de Salomon Melgen, uno de sus contribuyentes y por quien intercedió –al igual que lo hizo con los hermanos Isaías-, en la solución de una diferendo de facturación con el Medicare y otro contrato de seguridad portuaria en República Dominicana. ¿Pillín, no?
No sabemos cómo se cerrará realmente este nuevo capítulo, pero conociendo  cómo funciona la pútrida justicia en EE UU, no dudo que el mafioso sabrá escaparse nuevamente de la ley.

From → Cuba, EEUU, Miami, Politics

Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: