Skip to content

A jóvenes cubanos se les impide viajar libremente a Alemania

November 26, 2013

Dos jóvenes se dirigen a la embajada alemana después de que se les denegara la visa. Los costos y la burocracia obstaculizan una visita a la Unión Europea. 

Harald Neuber – Cubainformación / Prensa Latina.- A pesar de la liberación de las leyes migratorias cubanas, algunos ciudadanos del país caribeño no pueden viajar libremente a Alemania. Las difíciles, y en muchas ocasiones poco transparentes disposiciones de entrada de la Unión Europea, representan un obstáculo cada vez mayor. El caso de dos jóvenes cubanos, quienes se han dirigido en una carta abierta a la embajada alemana después de que se les denegara la visa, deja en evidencia la restricción de la libertad de circulación.

Mario López y Yoel González habían sido invitados a Alemania por Marcel Kunzmann, autor del portal alemán amerika21.de. Kunzmann los había conocido durante un viaje a Cuba y los invitó para que les devolvieran la visita. En una fundamentación obligatoria que el autor alemán tuvo que hacerle a la embajada de su país en la Habana, el mismo había escrito que se planeaba visitar varias ciudades, un intercambio con estudiantes en Jena y una visita a lugares conmemorativos, como por ejemplo al antiguo campo de concentración de Buchenwald. A pesar de la detallada fundamentación y de que Kunzmann había asegurado que se haría responsable de los dos cubanos, a estos se les denegaron sus respectivas solicitudes de visa. Por una parte, según una justificación escrita de la embajada, las informaciones no serían creíbles y, por otra parte, no se podría descartar que los visitantes se quedaran en Alemania y solicitaran asilo, contrario a lo que ambos habían asegurado. A los cubanos no se les devolvió los sesenta euros que costó la solicitud. Esta cifra significa el salario de varios meses en Cuba.

¿Un caso aislado? Quizás. Sin embargo, los destinos de Mario López y Yoel González contrastan con el discurso político y mediático. En la respuesta a una petición de la fracción de los Verdes, el gobierno alemán había afirmado hace apenas un año que “exigía el derecho de los ciudadanos cubanos a salir y entrar libremente al territorio cubano según los estándares internacionales de los derechos humanos”. Al parecer, a la hora de otorgar las visas hay una diferencia entre exigir y permitir. Cuando amerika21.de preguntó al Ministerio de Relaciones Exteriores alemán sobre este hecho la respuesta fue muy corta: “El número de solicitudes de visa que se hacen en la embajada de la Habana ha aumentado notoriamente desde que entraron en vigor las nuevas disposiciones de viaje”. Según el ministerio, la decisión sobre una solicitud de visa es única para cada caso individual. La institución alemana no otorgó ninguna cifra, aunque sí se recogen estos datos. En una petición que hizo la fracción de la Izquierda en el 2007 también se exponen las solicitudes de visa presentadas en Cuba entre 1998 y 2006. En ese período las mismas se mantenían estables, a un ritmo de 4.300 solicitudes por año.

Los criterios de entrada de los visitantes de América Latina y el Caribe se determinan según el estado de las relaciones bilaterales. Por ejemplo, los ciudadanos mexicanos que deseen visitar Alemania pueden hacerlo sin problemas y permanecer en el país hasta noventa días. En el caso de Jamaica se pregunta sobre todo el estado financiero. Si comparamos las condiciones que se pueden ver en línea, los obstáculos para los cubanos parecen ser muy grandes. Ellos tienen que presentar además datos sobre propiedad inmobiliaria y sobre el estado civil.

Los que conocen a Cuba ya saben de esta situación. Si se otorga la visa depende sobre todo de si se puede convencer a la oficina de visas de que el solicitante va a regresar a su país de origen, se puede leer en un foro de Internet sobre este tema. “Normalmente se debe contar con que denieguen la primera solicitud”, escribe un usuario: “En ese caso se debe objetar la decisión de inmediato y reconvenir la solicitud.” La posibilidad de una autorización posterior aumentan considerablemente con argumentos convincentes y datos plausibles sobre el motivo y el objetivo de la visita así como con la entrega de pruebas sobre “el arraigo” del solicitante.

No obstante, a Mario López y Yoel González esto no les sirve de mucho.

En su carta a la embajada se muestran muy decepcionados: “Quisiéramos saber que elementos o en qué parte del proceso de solicitud de visado pusimos en duda nuestra credibilidad”, dice la carta. Como ciudadanos cubanos durante el proceso de solicitud de la visa expresaron “claramente nuestra intención de compartir con nuestras amistades en Alemania de la misma forma que ellos compartieron con nosotros en nuestra tierra natal”. Por ello, “nos resulta bastante difícil de entender que las condiciones de nuestra estancia prevista no son fiables”. También mencionan las consecuencias económicas de la negativa. “Le resultara fácil entender también nuestra frustración pues los gastos de los tramites no son fáciles de sufragar para al cubano medio, es decir para nosotros, y es bien duro haber pasado tiempo ahorrando y recibir ayuda de nuestros padres para poder realizar este viaje y que en cambio lo que recibamos sea una humillación de tamaña manera”.

Al final los solicitantes piden en su escrito que se vuelva a verificar el proceso. Entretanto Kunzmann planea presentar una demanda ante el tribunal alemán correspondiente, en el caso de que no se acceda a la petición de revisión. Según informaciones de círculos de la embajada el caso se volverá a analizar.

Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: